domingo, 26 de julio de 2009

status científico

Se armó un debate muy interesante sobre la macro moderna entre Elemaco, Generico y Sam(para mi, el blogger económico estrella de QLP y posiblemente top 5 de la BEA) en este post. Luego, en el mismo post, Diego y Victor Lustig se pusieron a discutir sobre el status científico de la economía. Plantearon cosas muy interesantes que vale la pena releer.
Lo que sigue a continuación es mi referencia epistemológica, Karl Popper. Uuna vez un profesor contó en clase que en un seminario le preguntaron a Popper si consideraba a la economía como una ciencia y lo dejaron pensando un rato. La verdad es que no es obvia la respuesta como para responderla en un post. Yo creo que se puede hacer ciencia económica, pero no siempre. Y que se le puede sacar utilidad al caracter cientifico de una teoría económica como así también su parte charlada, de café. El punto de Diego también es muy bueno. Yo lo interpreto así: "Todo bien con los modelos, macho, pero si querés saber si van a devaluar, defaultear o lo que sea mañana necesitás instinto económico y eso, mi querido amigo, no es ciencia, eso se lleva en la sangre". Y sí. La política económica nunca tiene lugar en el vacío. A veces, con una política de shock podés lograr más que con las viejas recetas ortodoxas de ajuste fiscal. Y a veces, no.
Volviendo a Popper, en una de sus famosas conferencias:
  1. Es fácil obtener confirmaciones o verificaciones para casi cualquier teoría, si son confirmaciones lo que buscamos.
  2. Las confirmaciones sólo cuentan si son el resultado de predicciones riesgosas, es decir, si, de no basarnos en la teoría en cuestión, habríamos esperado que se produjera un suceso que es incompatible con la teoría, un suceso que refutara la teoría.
  3. Toda "buena" teoría científica implica una prohibición: prohíbe que sucedan ciertas cosas. Cuanto más prohíbe una teoría, tanto mejor es.
  4. Una buena teoría que no es refutable por ningún suceso concebible no es científica. La irrefutabilidad no es una virtud de una teoría (como se cree a menudo), sino un vicio.
  5. Todo genuino test de una teoría es un intento por desmentirla, por refutarla. La testabilidad equivale a la refutabilidad. Pero hay grados de testabilidad: algunas teorías son más testables, están más expuestas a la refutación que otras. Corren más riesgos, por decir así.
  6. Los elementos de juicio confirmatorios no deben ser tomados en cuenta, excepto cuando son el resultado de un genuino test de la teoría; es decir, cuando puede ofrecerse un intento serio, pero infructuoso, de refutar la teoría.
  7. Algunas teorías genuinamente testables, después de hallarse que son falsas, siguen contando con el sostén de sus admiradores (¿el Marxismo?, pregunto yo), por ejemplo, introduciendo algún supuesto auxiliar ad hoc (está lleno de papers de economistas que hacen esto!!), o reinterpretando ad hoc la teoría de manera que escape a la refutación Siempre es posible seguir tal procedimiento, pero éste rescata la teoría de la refutación sólo al precio de destruir o, al menos, rebajar su status científico.
Finaliza sosteniendo que es posible resumir todo lo anterior diciendo que el criterio para establecer el status científico de una teoría es su refutabilidad o su testabilidad.
¿La ciencia económica tiene un status científico? ¿Siempre se hace ciencia, nunca o a veces?
Hay un montón de teorías que pasarían el límite de demarcación de Popper. Si yo postulo que la demanda por un bien normal tiene pendiente negativa en los precios, ¿Esa teoría no es refutable? Hay un montón de papers muy interesantes donde se hace este tipo de ejercicios científicos de un modo riguroso y consistente.
Es cierto, no podemos experimentar tanto como otras disciplinas. No nos queda otra que usar la estadística, lo cual requiere mucho trabajo. Cuando un experimenta es relativamente fácil aislar la variable que se pretende estudiar de otras. En cambio, con la estadística nos encontramos con problemas de endogeneidad constantemente. Es lo que nos toca. Con la econometría (y en la ciencia) no podemos demostrar nada, simplemente podemos encontrar evidencia a favor o en contra de una teoría. Cuantos más intentos de refutación se aguante, más fuerte y mejor será.
Hay puntos donde este ejercicio se vuelve muy difícil. ¿Qué podemos predecir sobre un montón de gente cagada en las patas (y otro tipo de conductas marcadamente irracionales) durante una corrida bancaria? Yo acepto eso límites, otra no me queda. Pero no por eso, me animo a decir que lo que hay hecho no sirve. Creo que sí sirve y hay que sacarle su jugo.
Personalmente, me gustaría que la economía se pareciera cada vez más a la meteorología (pero no a la astrología) que a la física. Sentimiento, que creo, más de uno compartirá conmigo.

18 comentarios:

Rothbard dijo...

El marxismo fue refutado en la academia por Eugen von Böhm-Bawerk hace 100 años en "Karl Marx and the Close of His System" (1896). Las malas lenguas dicen que Marx se dio cuenta de su error y por eso no publicó los últimos tomos de Das Kapital sino que lo hizo Engels después de que murió Marx. La refutación práctica fue en 1989 en Berlín. Solo quedan un par de trasnochados que dicen que le próxima vez sí les va a salir bien.

Piraña dijo...

Respecto a la metodologia, el problema es que no se tiene en cuenta a quienes piensan diferente. El mainstream tiende a descreer de lo que dicen los pensadores fueras de él. Les recomiendo un post de Mario Rizzo, economista de NYU, http://thinkmarkets.wordpress.com/2009/07/19/the-failure-of-macroeconomics/

Rodya Raskolnikov dijo...

Leí algo de la discusión pero no pude leer todo. Venía bastante interesante.
De todos modos, ¿para qué sirve el status de científico? ¿A alguien le hace mucha diferencia ser reconocido como científico?

Frank Pentangeli dijo...

Es una buena pregunta. Yo creo que sí pero no por el mero hecho de ser reconocido como tal. Creo que justamente lo bueno es que no todo se resume a una charla de cafe. Podes hacer teorías que te permiten explicar cosas de un modo consistente y a la vez, de vez en cuando, generar predicciones. Creo que lo importante para entender el valor de este status es dejar, por un momento, que la economia es solo macro, si no también micro.

Ponele que sos el BID y querés mejorar la condición de vida de ciertos habitantes de cierto país africano pero tenes una restricción de crédito de manera que podés usar la guita en un solo proyecto: uno para dar agua potable y otro para dar energía. A priori no es obvio que va a ser mejor para el bienestar del pobre africano. Poder hacer teorías científicas, te permite poder comparar, de repente, el impacto de los dos proyectos para elegir cual es mejor, de una manera sistemática y consistente. Tenemos reglas. Sino como definimos quien tiene razon en nuestra charla de cafe en un coqueto barrio porteño sobre que le viene mejor al pobre africano.

Rodya Raskolnikov dijo...

Frank: está ok, yo eso lo entiendo. Metodológicamente es una disciplina bastante avanzada la economía, nadie lo duda. Pero a mí me hace acordar a un profe de Ciencias Políticas que se pasó las primeras dos horas de su clase tratando de explicar porqué lo que hacía era ciencia, y a mí me daba risa. Maquiavelo era un charlista de café y él un científico... ja. Entonces le pregunté, che y por qué tanto lío para explicar si es o no es ciencia? Por qué no nos contas lo que hacés y cómo lo hacés y nosotros vemos como nos copa llamarlo? Quizás "disciplina interesante", o quizás "técnica desarrollada para estimular la reflexión", pero ciencia, qué se yo, podemos ampliar el significado de la palabra ciencia y meterlo adentro, pero si le cambiamos el significado a la palabra perro quizás yo pueda acabar siendo un perro también. Digo, basicamente, porque el status ese tampoco te marca la cancha de nada... Cuestión que mi olvidable profesor de ciencias políticas terminó explicando: "y sí, es una cuestión de poder, si se acepta que soy científico mi opinión vale más que la de doña juanita en el café de la esquina."
Lo cual, por supuesto, me pareció un disparate ridículo y una técnica vil de conseguir la simpatía de los demás. Hay otras formas de que tu opinión se valore más que la de Doña Juanita... mucho más sencillas. De hecho, la mayoría de las personas no piensa que el Derecho sea una ciencia y sin embargo respeta más a los abogados que a los economistas. Me hace acordar al chabón ese que dijo que era el hijo de Dios para que su opinión fuese más valorada que la doña juanita... (chiste che, perdón a los religiosos).

Igual se va un poco del tema, el debate ese por allá estaba bueno, sobre todo el tema de los modelos y sus pros and cons, aprendí bastante leyéndolos... mis agradecimientos a Sam, Elemaco, Generico, Victor y todos lo que participaron del jugoso debate.

Saludos

Frank Pentangeli dijo...

Ok, ahora entiendo mejor tu punto Rodya. Tenes razon que el status per se de cientifico no sirve de mucho, lo que sirve es que se pueda hacer ciencia.
Ahora bien, en el 70 reconocen a la disciplina con el premio nobel. Eso tiene su punto de vista positivo como todo reconocimiento de envergadura, pero Atencion! no nos la creamos por eso. No son pocos los economistas que dicen eso en su Banquet Speech!!
saludos

Rodya Raskolnikov dijo...

Ja. Sí, seguro, y son una bocha... "No nos la creamos, pero tenemos estos modelos que son muy lógicos y no es poca cosa...!" en esa línea debe andar el 70% de los blanquet speech que leí (salvo que mi muestra esté sesgada por los que arbitrariamente elegí leer).
Dicho lo cual, hay que bancarle los trapos a la disciplina porque sino los de afuera te la llevan puesta y actúan como si la riqueza viniera del cielo y los economistas del infierno... como Thomas Carlyle, que le puso nombre al blog de Rollo (hay un tema con la traducción me parece porque yo siempre lo leí como "la ciencia lúgubre")

Diego dijo...

Rodya, entonces tenía razón no más tu antiguo profe de ciencias políticas... La cuestión de si es ciencia o no pasa por el aguante de los trapos... Y eso demuestra que sí importa el status de ciencia que tenga la disciplina...

A un cirujano se le muere un paciente y se corta las bolas (o se las cortan...) pero a un economista el dólar a mediano plazo no termina costando lo que él dijo y no pasa nada... Sigue siendo un Señor científico. Vayan a ver los informes de FIEL de mediados de 2001 a ver qué opinaban del futuro de la Convertibilidad. Así es esta sociedad. Todos sabemos que la economía no puede atenerse a los parámetros de las ciencias duras pero en las facultades se sigue dando como si así fuese la cosa... Determinada gente sigue ganando prestigio llenando de ecuaciones sus papers que no predicen nada pero sirven para llenar currículums...

La economía tiene que sincerarse consigo misma.

Frank Pentangeli dijo...

Lo que esta claro, Diego, es que estas muy enojado con los economistas ;), take it easy!

No todo es inservible, hay muchas cosas que vale la pena leer!

Concolorcorvo dijo...

Bueno, yo no soy economista, pero como estudiante de ciencia política me pase buena parte de la carrera convencido de que efectivamente NO era una ciencia. Pero creo que estaba siendo demaciado inflexible.
Ahora llegé a aceptar la idea de ciencias sociales en general. Y si, el status de ciencia es una suerte de premio al esfuerzo meotdologico. Tambien nos permite desarrollar un lenguje en comun para cada disciplina que unifica conocimiento, y esto es bueno.

También es interesante la discución que plantea Diego, de como la excesiva matematización, modelización,etc. puede incluso atentar contra el entendimiento de las practicas sociales (ya sean económicas, politicas). Hay un gran abismo entre la teoría y la práctica en todas las ciencias sociales.

Giovanni Sartori, uno de los politologos mas prestigiosos llegó a decretar hace unos años la muerte de la ciencia política (norteamericana), justamente por aberse convertido en un elefante "lleno de datos pero sin ideas ni sustancia."

Anónimo dijo...

disculpen, de lego, no existe el premio Nobel de economia, que lo diga doña juanita, vaya y pase, pero que lo digan economistas discutiendo el status de falsabilidad de la ciencia economica, suena, por lo menos, divertido.
digo, de lego nomas

ayj

Frank Pentangeli dijo...

Todo el mundo le dice Nobel cuando en realidad se llama The Sveriges Riksbank Prize in Economic Sciences. Cambia algo en la discusión? No lo creo.

Anónimo dijo...

para nada, o si? (BTW deberias haber dicho la guita que pone el Banco de Suecia) y en rigor:
Sveriges Riksbanks pris i ekonomisk vetenskap till Alfred Nobels minne, de wiki, en ingles te falton el in memorial etc.

no, no la cambia en su rigor,
no se enojen, solo al paso, pero, el dia que a un economista le puedan hacer juicio y sacar el titulo e incumbencias como a un ingeniero se lo hacen si se cae el puente, ahi, podremos empezar a decir que es una ciencia, mientras no haya castigos, no lo creo.

tenes razon en querer que se parezca mas a la meteorologia.

no se enojen, saludos cordiales

ayj

ayj

Rodya Raskolnikov dijo...

ayj: la ingeniería es una ciencia?

Rodya Raskolnikov dijo...

Diego: es que ser economista es más difícil que ser científico. Creo que eso no te da derecho a despreciarlos sino todo lo contrario.

Saludos

Anónimo dijo...

Rodya

definamos ciencia, luego, con esa definicion, identifiquemos las profesiones que pertenecen o no, ejemplo, la medicina, es una ciencia?, la abogacia, es una ciencia?, las ciencias politicas son una ciencia?

disiento, ser economista no es mas dificil que ser cientifico, en todo caso, defini ciencia y luego agrupa, no ha cosas mas cientificas que otras, solo hay discuplinas donde los resultados son falsables y repetibles, si a las discuplinas donde los resultados son falsables y repetibles las definis como ciencias, ahi podemos hablar, no?

ayj

Victor Lustig dijo...

La visión de Mankiw en su blog:
"[Macroeconomics] has evolved through the efforts of two types of macroeconomist—those who understand the field as a type of engineering and those who would like it to be more of a science. Engineers are, first and foremost, problem-solvers. By contrast, the goal of scientists is to understand how the world works."
"Neither scientists nor engineers have a claim to greater virtue. The story is also not one of deep thinkers and simple-minded plumbers. Science professors are typically no better at solving engineering problems than engineering professors are at solving scientific problems. In both fields, cutting-edge problems are hard problems, as well as intellectually challenging ones."
"Just as the world needs both scientists and engineers, it needs macroeconomists of both mindsets. But I believe that the discipline would advance more smoothly and fruitfully if macroeconomists always kept in mind that their field has a dual role."

Rodya Raskolnikov dijo...

Lindo paper el de Mankiw, siempre me pareció un trabajito conciliador.
Victor, vos que sos amigo, decile que venga al blog alguna vez.