miércoles, 8 de julio de 2009

Racionalidad limitada

En economía estamos acostumbrados a pensar que la gente es racional, aunque pocas veces dejamos bien en claro qué queremos decir por racional. ¿Son preferencias completas? ¿Es saber optimizar? Por ejemplo, una persona puede tener preferencias completas y transitivas (ergo, racionales) y sin embargo ser incapaz de decidir si le conviene alquilar o comprar con hipoteca. Uno podría argüir que en el fondo hay un problema de incertidumbre (qué se yo que va a pasar con el precio de las propiedades o las tasas de interés!), pero incluso en contextos no estocásticos como juegos secuenciales a menudo vemos que a la gente se le complica resolver vía inducción hacia atrás. Aunque sea un juego sencillo. Como por ejemplo a este muchacho:
En el centro de la ciudad de San Martín, un joven de 24 años le practicó sexo oral a dos hombres que minutos antes le habían robado el celular y que le pidieron este "favor sexual" a cambio de devolverle el teléfono. "Si lo querés recuperar me lo hacés primero a mí y después se lo hacés a él, que es mi amigo", le habría dicho uno de los delincuentes a la víctima a modo de "propuesta indecente"Pocos minutos después, en medio de la oscura noche y en un solitario descampado, el muchacho agarraba viaje al insólito pedido, aunque tras haber cumplido con su parte, debió resignarse a ver como la pareja de ladrones rompía con el trato y sin dar mayores explicaciones no le devolvía el teléfono, sino que simplemente se alejaba caminando de la escena del crimen.
Mas que racionalidad limitada, estupidez ilimitada.

13 comentarios:

Juan Sebastián dijo...

Andá a saber, por ahí tenés un supuesto mal ;)

Anónimo dijo...

que post mas raro sam... tas escribiendo mucho ultimamente... y el resto de la mafia? los liquidaron?

Dieguistico! dijo...

Es que la racionalidad la definimos acorde a las expectativas previas. Es decir, si el tipo realmente tenía la expectativa de que le devuelvan el celular, era racional que acceda al pedido. Lo realmente idiota fue tener la expectativa de que le iban a devolver lo robado. O quizá había alguna preferencia oculta que no sabemos y que ayudaría a entender la situación.

Frank Pentangeli dijo...

Me hace acordar al problema de Lozano y los Kirchner frente a la estatizacion de las AFJP.

Charrua dijo...

Siempre me pregunto porqué, cuando los economistas intentan entender la mente humana, buscan artilugios matemáticos exóticos en vez de hablar con la gente que realmente estudia la mente humana, como psicólogos y sociologos.
Un poco de investigación sobre la conducta homosexual, prostitución masculina y atracción por el peligro me parece que aclararían bastante el incidente, sin necesidad de recurrir a "racionalidades" raras. Ciertamente que no sería el primer tipo robado por un chongo, no?

nr dijo...

cuando las cosas no cierran por el lado del analisis economico, hay que recurrir otros ambitos para encontrar la explicacion- este es uno de esos casos.

Bernard L. Madoff dijo...

¡¿Frank qué estás insinuando acerca del diputado Lozano?!

carlito dijo...

Para mi los que no son racionales son los chorros, no maximizaron su utilidad. Viendo las"preferencias" de la victima, esta hubiese estado dispuesta a entregar la cola tambien... ahi fallaron los chorros...

Bernard L. Madoff dijo...

¿Vos tomaste clases con "el Fino" Palacios, no?

carlito dijo...

Tome clases con el de "siesta tropical" (finoli finoli!)

http://www.youtube.com/watch?v=1T47_L0_0bA

Coki dijo...

Como decía un viejo chiste: "vos no venís acá por el celular, ¿no?".

Coki dijo...

Perdón, agrego algo que acabo de notar: ¡la mayor irracionalidad de todo fue contarlo!

Voltaire dijo...

No me gustaría estar en la rueda de reconocimiento...