lunes, 29 de marzo de 2010

Una buena de Macri

Va a estar bueno Buenos Aires. No es ironía. Creo que estas son las medidas que pueden llevar a Mauricio a la Presidencia. Hay que decir que gran parte de la sociedad, entre la que me incluyo, está podrida de escuchar que los derechos humanos valen solo para las víctimas de la última dictadura militar. Valen para ellos y para todos. Y no creo que sea precisamente mano dura lo que se demanda, se demanda orden y cumplimiento de la ley. Más allá de lo que diga Kravetz, el opositor macrista compulsivo, creo que la medida va en el buen camino y espero que el gobierno porteño logre cierta eficacia en esta dirección, al menos si su intención es llegar a la Nación en 2011. En mi juicio, creo que si hay algo que Macri está haciendo bien es percibir dónde está la mayor demanda insatisfecha de sus potenciales votantes y tratando de cubrirla. La inseguridad, el desorden, las mafietas, son parte de esas preocupaciones hoy en día.

En cuanto a los trapitos, la verdad es que no estoy muy al tanto de lo que van a hacer. En Uruguay les dan un chaleco del municipio, supongo que un sueldo fijo bajo y un sueldo variable a base de propinas. Mejor que nada es y con un poco de control policial, se puede lograr desbaratar la mafia del trapito. Es decir, si el objetivo es echarlos y que no vuelvan, el proceso va a ser muy costoso y probablemente poco eficaz, porque claramente hay un mercado para los trapitos. Un mercado con demanda muy inelástica, como la luz o el gas, de modo que la regulación del Estado, en la búsqueda de precios más bajos y la contención de estas personas, puede alcanzar un resultado "Pareto superior". Entre comillas porque va a haber 3-4 monos, que se llevan 39 de los 40 pesos que te cobra el pobre pibe el día del recital, a las puteadas.

4 comentarios:

Merian dijo...

Me parece que los 3-4 monos que se llevan 39 del los 40 pesos son policías, así que lo de control policial es, como en tantas otras cosas, más complejo de lo que parece.

Frank Pentangeli dijo...

Buen punto pero un poco exagerado el número, no creo que sea un negocio que organice la cana, solo debe cobrar un "canon". Es verdad que es complejo el problema, pero si no lo resuelve el Estado, no lo resuelve nadie.
Saludos

Matias dijo...

"Ojos que no ven corazón que no siente" dice el cliché. Ese es el pensamiento del votante macrista promedio, que cree que si no ve a los trapitos entonces se acabó la necesidad. No hay duda que quizás este tipo de medidas lo lleven a una reelección en la CABA, pero "el resto" del país quizás opine diferente, ¿O acaso nos morfamos el cuentito del infinitesimal que publica el INDEC como porcentaje de la población bajo la línea de pobreza?

Lo de los trapos en la cara, me pregunto cuántos de los legisladores que impulsan la medida participaron de alguna manifestación con riesgo de ser sometido a los gases lacrimógenos. Y no es condición necesaria que la manifestación sea de unos vagos que buscan un plan jefes y jefas para que ese tipo de acontecimientos sucedan, porque yo nunca participé de movilizaciones similares.

Matias dijo...

Respecto a los palos, de acuerdo al 1000%.