miércoles, 15 de abril de 2009

Sensaciones

Vivimos es un país de sensaciones. Por suerte para todos los argentinos los problemas no son problemas sino elucubraciones del imaginario colectivo. Es por ello que tuvimos las sensaciones de inflación, de inseguridad, de corrupción y de falta de institucionalidad. Continuando con esta maldita manía ahora nos volvimos hipocondríacos. Nos creamos una epidemia de dengue. Gracias a Dios que hay iluminados para guiarnos: ¡Qué no se trate el tema de la fantasiosa emergencia sanitaria en el congreso! Tanta cordura me ha inspirado:
Cristina, tengo la solución para tu problema: levántate y anda. Tu estado gripal es solamente una sensación.