martes, 11 de agosto de 2009

La macro y la confianza

Hoy en día se escucha mucho hablar del tema de "recomponer la confianza" para así poder mejorar la situación macroeconomica. En función de ese diagnóstico aparecen medidas obvias pero no por ello menos necesarias, siendo la más recurrente la de "solucionar el tema del Indec".
Recuerdo el año 2001. La economía no era algo importante en mi vida, pero tengo grabada en mi mente los titulares sobre el riesgo país, y los pedidos de confianza por parte de Cavallo. En ese momento yo no entendía nada de economía y me molestaba un poco el argumento circular: necesitamos confianza para que la economía vaya bien, pero a la vez necesitamos que la economía vaya bien para que nos tengan confianza. Me molestaba porque daba la impresión que en economía todo es posible, todo es una convención: si todos creemos que un peso es un dolar, lo es. Luego de varios años de estudiar economía uno se entera que no es así la cosa. Paso a explicar.
El argumento básico detrás de todo alegato hacia la confianza es la existencia de eso que en economía llamamos equilibrios multiples. Basicamente refiere a situaciones que pueden terminar de diversas maneras dependiendo de lo que hagan los agentes que interactuan. Un ejemplo básico es el de las corridas bancarias: si todos los depositantes intentan al mismo tiempo retirar el dinero del banco, el banco quebrará aunque sea solvente. Pero si nadie intenta retirar entonces el banco no va a seguir funcionando con normalidad. Otro ejemplo que viene fácil es el de ataques especulativos contra el tipo de cambio, como se puede ver en este paper de Obstfeld. Claramente la gente retira su dinero del banco porque cree que el banco va a quebrar, y la gente sale a comprar dolares porque cree que el peso se va a depreciar.
El tema está en la formación de expectativas que terminan confluyendo en alguno de los distintos desenlaces (equilibrios) posibles. Intentar influir sobre las expectativas está muy bien, y creo que es correcto. Pero una cosa que nos muestra la teoría económica es que la realidad (los "fundamentals") también juega un rol muy importante en la posibilidad y en la probabilidad de desenlaces alternativos. Si la economía es sólida, no hay desconfianza que pueda tumbarla (y esa misma solidez evitará que exista desconfianza). Si la economía tiene inconsistencias insalvables no hay confianza que pueda reflotarla: en economía las cucharas existen. Y existe una zona gris donde la economía es lo suficientemente frágil y cuyo desenlace depende de lo que los agentes económicos piensen.
Las expectativas siempre importan: el consumo presente depende de mi ingreso futuro y la inversión depende del beneficio esperado, y ambas variables afectan al ingreso presente y futuro. Pero las expectativas resultan cruciales unicamente cuando la economía está en la zona gris entre el ser o no ser. Y eso sucede cuando existen problemas reales de fondo, en los fundamentals. En Argentina hoy como en los noventa y como en los ochenta la mayor inconsistencia en los fundamentals sigue siendo la fiscal: mucha deuda (publica y social) para los recursos fiscales disponibles, junto con un sistema impositivo ineficiente, distorsivo e inequitativo tanto horizontal como verticalmente. Y mucho gasto público ineficiente cuando no inmoral.
Lo que quiero destacar es que no es el destino trágico argentino: fue nuestra culpa. Si hubiera habido un fondo anticiclico hoy tendríamos mejores fundamentals. Al mismo tiempo, el enfriamiento de la demanda agregada por parte del Estado hubiera vuelto innecesario el fraude en el Indec, con lo cual no hubiera habido pérdida de confianza y no estaríamos pendientes de las expectativas, de hacer anuncios y medidas estéticas para agradar y ver si nos tiran un hueso los mercados de capitales. Eso sí, seguro que la culpa de todo la va a terminar teniendo el Fondo...

8 comentarios:

Elemaco dijo...

Sam, no hay absolutamente ninguna duda de que hay situaciones en la cual la "confianza" determina el "equilibrio" (uff) de los multiples existentes en el cual se ubicará la economía.

En ese contexto, pedir confianza es pedir coordinación a los agentes. "Coordinense muchachos, coordinense que nos salvamos del equilibrio malo del dilema del prisionero de Nash.

Sin embargo. recuerde tambien que la "confianza" es parte determinante de los "fundamentals" de una economia.

(¿Alguna vez le dijo la palabra "fundamentals" heymann? intentelo, es un ejercicio divertido!)

¿Que determina la tasa de descuento del consumo y la inversión? ¿Que son sino "confianza" los "parametros profundos" detrás de la aversión al riesgo?

hacer politica macro es siempre jugar con la "confianza" de los agentes. Un fondo anticiclico lo suficientemente jugoso no puede hacer magia frente a agentes lo suficientemente pesistas (y eso que estoy en el montón de los que critíca la no-politica anticiclica K eh!!)

Rothbard dijo...

La culpa siempre la tiene el fondo y USA. "Nos exportan la crisis, la gripe y ahora las bases militares".

Frank Pentangeli dijo...

Me gusta el post, Sam, pero tene cuidado con el ejercicio contrafactico:

"Si hubiera habido un fondo anticiclico hoy tendríamos mejores fundamentals."

(Acaba de tomar control sobre mi persona mi superyo kirchnerista.)

¿Qué certeza tenés de que con el fondo anticíclico hoy tendríamos mejores fundamentals? Mostrame tu contrafactual!
¿Y si Nestor K se equivoco al interpretar un shock transitorio con uno permanente?
Te digo más y si el problema no era tanto el aumento del gasto público sino la imposibilidad de acceder al credito. Con acceso al credito podes hacer política anticíclica aún con crisis, te endeudás y listo.
Tampoco estoy convencido de que haya que hacer política anticíclica que un país como Argentina se tenga que desendeudar en la buena para enfrentar bien en la mala. Si el endeudamiento para inversión que va a pagar rendimiento en el futuro acelerando el crecimiento, ¿por qué no llevarlo a cabo?

Bernard L. Madoff dijo...

Sam, cuando decís política anticíclica, ¿estás hablando siempre de superávit fiscal solamente? ¿o también de una apreciación del peso cuando la economía se expande?

Rodya Raskolnikov dijo...

¿Cuáles son los fundamentals? ¿Cómo interpretarlos? ¿Son buenos o malos? ¿Para quienes son buenos y para quienes malos? ¿Por cuanto tiempo serán buenos o malos? Todo es una cuestión de actitud... No me gusta mucho esa separación de fundamentals y expectativas la verdad.

El estado de confianza es la papa caliente de la economía. Pasa que, ponele, cuando Keynes hablaba de "estado de confianza" y expectativas no estaba pensando en la berretada que hace Cristina con el anunciófono. La confianza no es algo que las personas te vayan a otorgar solo por completar la solicitud. Creerlo es ser voluntarista. Es lo que hace este gobierno siempre. Cristina unos meses atrás llego a decir... "sino quieren una crisis: ¡consuman!". Y creyó que estaba siendo keynesiana...

Sam Rothstein dijo...

No Elemaco, no estoy de acuerdo.

Para ser mas correctos debieramos hablar de conjeturas mutuamente consistentes, que en el fondo es de lo que se tratan los equilibrios de nash: si yo creo (conjeturo) que tu mejor respuesta es A, entonces mi mejor respuesta dada mi conjetura es A'. Pero si vos conjeturas que yo jugare A', tu mejor respuesta es A, validando asi las conjeturas. Son consistentes.

Hay creencias que no son de equilibrio. Si la economia es sólida (y las preferencias de la autoridad monetaria solo ponderan la pauta cambiaria), es decir si hay buenos fundamentals, no tiene sentido conjeturar una corrida contra el tipo de cambio. Por mas que todos desconfien la regla cambiaria no se cae, y eso vuelve insensato desconfiar.

Quizas el termino coloquial "confianza" se preste a confusion, ya que en contextos de equilibrios multiples estamos frente a interacciones estrategicas. Por ende, conjeturas respecto de los que juega "el resto".

Hasta aqui no tiene nada que ver con expectativas sobre variables aleatorias, basicamente retornos futuros. Igualmente, y de paso, tampoco me parece que las expectativas (la funcion de densidad subjetiva sobre alguna variable aleatoria) tengan que ver con la aversion al riesgo. No se que tiene que ver mi penalizacion por la variacion de la utilidad entre estados de la naturaleza (aversion al riesgo) con una loteria. El primero te determina la eleccion del segundo... pero el espacio disponible del segundo no influye en tu coeficiente de aversion, del mismo modo que las preferencias determinan los bienes que consumimos, pero los bienes que consumimos no determinan las preferencias que tenemos... (me leo y no puedo creer lo que digo, ja!). Bueno, al menos no en un momento del tiempo dado...

Realmente la intencion del post no era irme por cuestiones muy academicas ni tecnicas, sino solamente exponer que si hablamos de que la confianza va a determinar si terminamos bien o mal es porque existen problemas fundamentales de fondo.

Abrazo,
Sam

Anónimo dijo...

Sam, si tenes problemas fundamentales de fondo la confianza va a retrasar su aparición ( acosta de gastar la confianza porque al aparecer vas a traicionar a quienes te creyeron) si no tenes problemas de fondo pero no tenes confianza, no te creen que estas bien te vas a retrasar por falta de "credito". Primero la convertite en confiable, para que te den credito, despues arregla los fundamentos antes que se te acabe.

Gente Bien dijo...

¿Qué efecto tiene en la "confianza agregada" un shock que, a priori, afectaría de forma positiva, pero luego tiene efectos adversos? Ej. Pago al Club de París, Plan Canje 0km y Línea Blanca.

¿La confianza afecta únicamente el corto plazo? ¿Los argentinos tenemos memoria de corto plazo? ¿Una mala tapa otra mala? ¿Qué pasó con Skanska? ¿Dónde está Antonini Wilson y su mochilita? ¿En qué quedó Felisa Micceli y sus billetines de toilette? ¿Los 500M de Santa Cruz? ¿La plata de las AFJP?

El ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. No hay memoria. ¿Hasta dónde juega la confianza?