martes, 30 de noviembre de 2010

Salida nocturna un frío lunes

Historia real. Lunes frío, gris y triste. Salimos del departamento con Carlito Brigante en busca de nuevas aventuras nocturnas. Todos los cañones apuntaban al único boliche abierto, a cuatro cuadras de casa. Victor Lustig, como siempre, nos dejo en banda. Camino al boliche comenzamos a especular sobre la probablidad de tener sexo esa noche, concluyendo que casi seguro ninguna chica iba a tener el placer de acostarse con alguno de nosotros. El razonamiento fue el siguiente.

Hace mucho frío con lo cual la gente sale menos: era una noche perfecta para mirar una peli tirado en el sillón. Las personas que salen tienen características comunes: o viven muy cerca del lugar (Carlito y yo), o están desesperadas por salir. Es como la liquidación de temporada, siempre quedan los talles XXL. Dejemos de lado la gente que vive cerca, por simplicidad.

Además era Lunes, con lo cual de por si el numero de gente tiende a ser reducido. A nadie le gusta ir a un boliche vacío, con lo cual efectivamente si las personas que iban a ese lugar deberían estar realmente desesperadas. Con lo cual la conclusión a la que llegamos dos cuadras antes del bar es que iban a haber pocas chicas, feas y dispuestas a lo que sea, chicos feos dispuestos a lo que sea, y nosotros que vivimos cerca.

La pregunta era entonces, a una cuadra del boliche, si nuestro razonamiento era correcto: podía ser este resultado un equilibrio de Nash? Eran las expectativas mutuamente compatibles en equilibrio? La respuesta es si, con el agravante de la selección adversa: los hombres saben que solamente asistirán mujeres feas y desesperadas. Estas a su vez saben que solamente asistirán hombres lo suficientemente feos y desesperados como para que la propuesta de encontrarse con minas feas en un boliche sea atractiva. En consecuencia algunas mujeres (las menos dispuestas a salir, digamos, las menos desesperadas) tampoco asistirán, ya que el pool de hombres que asisten al boliche es de peor calidad. Y en consecuencia los hombres menos desesperados tampoco irán al boliche dado que el pool de mujeres también empeora. Y así sucesivamente, hasta que queda lo peorcito del mercado, guiado por su propia desesperación por una noche de alcohol, excesos y pasión (con quien sea), y nosotros, que vivimos convenientemente cerca.

Llegamos a la puerta del boliche, nos miramos las caras, repasamos la lógica de nuestros razonamientos, y sin siquiera entrar dimos media vuelta y nos fuimos a ver una película a nuestras respectivas casas.


26 comentarios:

economiaposible dijo...

Si la historia está ubicada en DC al razonamiento le faltó incluir la probabilidad que al boliche haya ido un grupo de jóvenes ucranianas para las cuales la noche era (relativamente) templada, y que al no ser economistas no se hubieran desalentado por el equilibrio de Nash que ustedes analizaron.

Para la próxima vez valdría la pena que hagan un experimento (si consiguen un research grant para cubrir la entrada/consumición mejor, pero no me lo pidan a mi).

Saludos,

martín

Ana C. dijo...

O las que vivían cerca. O las parranderas.

Natalio Ruiz dijo...

Sigo con lo de Ana C.

El problema de muchos modelos es que simplifican demasiado. ¿Y si había un grupo de chicas en la misma situación que ustedes? Probablemente esa noche se engancharon a un par de zapallos en el boliche.

(Y queda confirmada mi impresión que en UdeSA hay muchísimo juegos!)

Cole Trickle dijo...

No sé si viene al caso pero..por qué hay tan poco juegos en la UBA?

O al menos cuando yo estudié había poco o quizás yo los eludí

Sam Rothstein dijo...

Confieso: no habia cover, asi que entramos igual. Muy poca gente, mas tipos que minas, las pocas minas que estaban estaban ocupadas (probablemente eran un follow-up del fin de semana), y lamentablemente no habia grupo de ucranianas. Otros agravantes (mas que el frio) era que fue el lunes despues de thanksgiving, y mucha gente volvia de viaje con lo cual no salia.

Estuvimos menos de 1 minuto en el lugar, y efectivamente nos fuimos para la casa.

El del 0.33% dijo...

Perdoname Sam, este es el post mas loser que has escrito y que he leído en mucho tiempo.

La probabilidad de sexo es siempre 1. Si no es 1 sos un loser o un exquisito.

Sam Rothstein dijo...

Jajaja! Fijate bien como redacte el post: Camino al boliche comenzamos a especular sobre la probablidad de tener sexo esa noche, concluyendo que casi seguro ninguna chica iba a tener el placer de acostarse con alguno de nosotros.

Son ellas las que no tienen chances con nosotros. Y si, tengo paladar fino...

Rodick dijo...

Acá hay un sesgo importante. El de pensar que todos piensan como economistas.

El 90% de la gente que va a bailar un lunes se juntó a cenar con amigos/as, tomó algunas copitas de más, recordó viejas historias bolicheras hasta que de repente alguien dijo "Che y si vamos re mamados a XX boliche a ver que onda"..."Daaaaaale" fue la respuesta.

Rodick dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Frank Pentangeli dijo...

Es que el economista, Roddick, no supone que todos piensan como economistas sino como seres racionales! Discutamos eso, en todo caso. Si hay principios racionales en la conducta de los jóvenes entre 20 y 25

Rodick dijo...

En todo caso discutamos que es ser racional.

Maximizar su función de utilidad? Ok. Pero que función de utilidad tiene cada uno?

Había un tema de Bersuit que decía "Valen mas dos gordas que Brooke Shields". La tasa marginal de sustitución no es igual para todos los agentes.

Anónimo dijo...

Cordera es un demagogo, dice eso pero se garcha rolingas culo paradito, nada de gordas...

Matías dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Matías dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Matías dijo...

Cole: En la UBA está la optativa "Teoría de los juegos", pero es para los actuarios. ¿Motivos? Políticos...

Así andamos, viteh..

Sam, Jacobo (Winograd, claro) escribió su tercer libro con un título que te puede interesar: "Algunos tienen noche y a otros se les hace tarde".

Saluti

Anónimo dijo...

Ustedes no la ponen, por ir al boliche hablando de nash...

Se zarpan de nerds, ñoños y solo se tienen confianza para hablar de landa, landa...

Cuando fue que la economia fue dominada por estos subnormales!!!

Rodick dijo...

Que fácil es bardear con un usuario anónimo.

Ah, y se escribe Lambda

Anónimo dijo...

lambda burro

Anónimo dijo...

Los que pretenden aplicar t juegos al poker juegan horrible, proque los otros jugadores no saben lo que es, y les ganan con picardía

Tincho dijo...

Sam, si arrancas asi la noche.... laaa. Ponele onda! Entra al boliche para confirmar tu teoria che! Hay que ver si se cumplen las predicciones sino no sirve.

Y te aclaro que te olvidaste que el alcohol embellece, jajaja.

Natalio Ruiz dijo...

Sam: Confieso: no habia cover, asi que entramos igual.

Si insistimos un poco no sé que más se puede llegar a confesar. Me hace acordar a los Simpsons.

Bart: Conocí a una bailarina exótica en la despedida de soltero de John.
Lisa: John no tuvo despedida de soltero.
Bart: Hicimos una en su honor
Lisa:...
Bart: Hice una en su honor
Lisa:...
Bart: Fui a un cabaret

Sam Rothstein dijo...

jajajaja!!

Anónimo dijo...

Excelente!

Anónimo dijo...

MUCHACHOS ASI NO LA VAN A PONER MAS!

JMT dijo...

Che pero para mi hay transacciones en este market for lemons. Creo que los desesperados se encuentran para sacarse las ganas. Y muchas veces saber que va lo peor es incentivo para ir. Me hace acordar a lo mejor que hice en la facultad. Un modelito simple donde la variable de eleccion era cuanto tomar en una noche, y tu utilidad dependia de TU PERCEPCION (clave) de la mina que te podias levantar. Un poco de alcohol te aceitaba el chamullo, mucho ya te arruinaba. Pero con mucho alcohol cualquier mina es Sofia Zamolo. El resultado obvio era escavia hasta que estes apenas consciente y encarate lo mas facil que encuentres. A eso lo llamo yo economía de la felicidad

Natalio Ruiz dijo...

JMT

Me acuerdo de una época donde quisiste modelizar lo que escribiste arriba.