miércoles, 10 de noviembre de 2010

Econ 101 para Randazzo

Dice Florencio, el socrático, entra tantas cosas:
"si la inflación fuera la que muchas veces dan las consultoras privadas, no estaríamos frente a créditos que están entre el 15 y el 16 por ciento. Si tenemos una inflación que supera el 25 por ciento y tenemos créditos con tasas del 15 por ciento, el negocio sería sacar créditos. Estamos convencidos de que el camino que ha elegido la presidenta de la Nación en materia económica es el correcto"
En términos prácticos, lo que dice Florencio es que una inflación de 25% es inconsistente con una tasa en los créditos del 15% o que nadie te presta a una tasa real de -10%. Lo cual es absolutamente erróneo. Si el que te presta a -10% consigue prestado a -15%, sigue haciendo negocio pero con tasas reales negativas. Y cuánto paga un plazo fijo a 90 días? 10%. No es un gran descubrimiento. Por lo tanto, Randazzo deberá encontrar otro argumento.

Además, eso de que una inversión tenga que ganarle a la inflación para que sea, valga la redundancia, una buena inversión no es tan así en el corto y mediano plazo puesto que estamos viviendo un período en que la inflación le gana (y por bastante) a la devaluación. Si a una inversión le sacás 20% en pesos anual de aca a dos años, probablemente le vayas a estar sacando un 15% en dólares anual. Nada mal. Y acá te dicen que da menos que la inflación! En lo personal, creo que la renta hay que medirla en dólares para ser consistentes en cómo medimos la riqueza o, acaso, ¿Los departamentos publicados en el clasificado del domingo están denominados en kilos de naranjas, en cortes de pelo o aquellos imprudentes billetes verdes, o dólares?