domingo, 25 de abril de 2010

Stop and go

Recientemente tuve la grata oportunidad de embarcarme en un viajecito por los EEUU, por motivos personales/profesionales/educativos. A pesar de no ser la primera vez que lo visitaba, me llevé muchas conclusiones, una de las cuales vino a reafirmar algunas consideraciones preexistentes: EEUU es un gran país.
Se podría decir que no existen los estadounidenses, sino los neoyorquinos, washingtonianos y californianos. Dado esto, es muy impactante para quien está de paso identificar uno de los grandes denominadores comunes a todos estos habitantes: el respeto sagrado a la señal de Stop. En todas las ciudades que visité observé cómo los automovilistas al ver una señal de Stop frenaban completamente sus vehículos, sin importar el horario del día, la cantidad de automóviles en la calle o de peatones en las veredas a punto de cruzar. Inmediatamente me vinieron a la cabeza la infinidad de papers que insisten en la explicación institucional del desarrollo económico. Me resultó obvio entonces cómo un país en el que un tipo en medianoche y con la calle desierta detiene su automóvil por respeto a la señal de Stop no puede terminar en el subdesarrollo. Basta con que este comportamiento se vea replicado en el resto de los niveles de la sociedad y especialmente del gobierno; la mano invisible y el Segundo Teorema del Bienestar harán el resto.
Sin embargo, no hay que ser tan ingenuo para creer que los estadounidenses son "más buenitos" que los argentinos. No lo son, sino que responden a los incentivos tal cual lo hacen acá. Resulta que quien quiebra la ley recibe una condena, y es mucho más probable que a uno lo detecten infringiendo la ley en un contexto en el que todos la cumplen, a diferencia del otro equilibrio de Nash en el cual todos incumplen y ninguno va preso.
Ahora, ¿cómo logramos que todos los argentinos frenen ante una señal de Stop, si ni siquiera podemos impedir que se circule por la banquina? Anterior a esta pregunta es esta otra: ¿es una condición necesaria para el desarrollo que sus individuos respeten las múltiples señales de Stop escritas en sus leyes? O más interesante aun: suponiendo que lo es ¿vale la pena invertir grandes cantidades de recursos escasos en reeducar a la población, o dado el enorme esfuerzo requerido es óptimo en su lugar seguir insistiendo con el "modelo argentino"?

---

Todas las columnas de Lani Hanglin en La Nación son buenas. En particular, me gustó la última, en la que el autor destaca las bondades educativas de viajar:

No es caro viajar. Tres o cuatro mil dólares alcanzan para pagar una experiencia que equivale a lo que se aprende en 20 años de vida, vividos dentro de nuestra aldea sudamericana.

17 comentarios:

Frank Pentangeli dijo...

Lindo post. Linda la cita a Hanglin, que tipo moderno!!

Sam Rothstein dijo...

Es lo que yo siempre le digo al amigo Musgrave: tenés que viajar.

Ahí te das cuenta que Argentina no es un país especial... solamente somos una sociedad disfuncional.

Lindo post! (igualmente en DC los tacheros doblan en U que da calambre!!!)

elgrancayman dijo...

En el gran buenos aires, el semaforo en rojo es equivalente a un cartel de stop.

Respecto de vuestra admiracion por el infeliz de Hanglin, les sugiero q lean esta nota para ver si aun piensan igual (alcaro, soy casado con hijos, fiel, y no le pego a ninguno de los integrantes de mi familia).

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1197709

Saludos

Bernie Mad dijo...

Cayman, vos paras en todos los semaforos en rojo del conurbano? inclusive despues de las 11pm??

No dije que este de acuerdo con todo lo que dice Hanglin. Dije que todas sus notas son buenas. Inclusive la que mencionas. Muy buena!

Un abrazo.

elgrancayman dijo...

Yo respeto los semaforos de dia, sea donde sea. Despues de las 11pm como vos decis, el semaforo rojo es como un cartel de PARE en EEUU.
Al menos para mi.

ESTO TE PARECE "MUY BUENO"
"El varón heterosexual tiende al machismo. Se cree dueño de todo y jefe de todo. Suele golpear a su mujer y a los niños. Le da por tener amantes: incluso, a veces, las colecciona como si fueran objetos. No termina de captar la noción de que la mujer es un ser humano."

Te identificas con esa descripcion? (NdelaR: entiendo que sos heterosexual)

Henry Hill dijo...

Muy bueno bernard... pero cuentos carteles de stop ves en las cruces de calles de bs as? Te diría que muy pocos.

Almafuerte dijo...

Excelente!
La naturaleza humana es la misma en todas partes, las diferencias están en la organización social.
Y no creo que esto sea un tema de educación, sino de incentivos como ud. mismo dice. Ahí está todo. No hay otro misterio, no es la educación el problema, sino la certeza de impunidad.

P.D.: No coincido con su valoración de Hanglin, algunas de sus columnas son abominables.

Bernie Mad dijo...

Hay una diferencia entre estar de acuerdo y valorar una opinión. Estoy bastante en desacuerdo con la mayoría de las cosas que dice Hanglin, pero me parecen muy originales todas sus notas.

En esta el tipo intenta hacer un punto por medio de la exageración, con eso logra al menos captar nuestra atención y que lo lean inclusive quienes no están de acuerdo. Y tiene un punto. Todos los heterosexuales se horrorizan por el matrimonio o la adopción gay, ¿pero por casa cómo andamos?

No soy gay, estoy a favor del matrimonio gay y en contra de la adopción. Es decir, soy parte de esta comunidad heterosexual que Hanglin critica.

Anónimo dijo...

El cartel de Stop como metáfora no muestra nada concluyente. ¿No será que nos distrae?. Creo que hay que viajar, acuerdo con quien sea que lo diga, pero no estoy tan de acuerdo que una comparación de costumbres hecha rapidito sea lo más útil de un viaje.

Anónimo dijo...

Justamente Madoff, si sos hetero entras en la categoria de golpeador de esposas e hijos, coleccionista de mujeres y otras tantas sartas de pelotudeces q anuncia el "open minded" Hanglin.
Te identificas con eso? Sino, sos gay.

Y si, quien no esta a favor del matrimonio gay? Tenes que ser un conservador de la peor calaña que tartamudea defendiendo esa postura x q no tiene posibilidad argumentativa a favor.
Idem para adopcion.


Entiendo que valores su opinion, las veces que lo he leido (como en esta nota q pegue) es una maquina de decir pelotudeces. Yo no la valoro.

elgrancayman

Iván dijo...

Bernard, ¿por qué estás en contra de la adopción? Hoy en día la legislación permite a gays y lesbianas adoptar como solteros. De hecho, ya hay muchos chicos criados en familias homoparentales donde uno de los padres/madres es tutor legal. Estos chicos tienen sin embargo una desventaja respecto de los adoptados por familias heterosexuales: mientras que en este último caso la tutela legal es compartida por el padre y la madre, en el caso de las familias homoparentales solo uno de los padres o una de las madres tiene la potestad sobre el chico. Si justo le ocurre algo a ese padre/madre (un accidente o el fallecimiento), el chico queda en un limbo legal: a pesar de haber sido criado por dos padres o dos madres, la legislación le reconoce solo uno de ellos. La adopción por parejas homosexuales, más que a favor de los homosexuales es a favor de los chicos que han sido legalmente criados en hogares homoparentales y hoy en día están en desventaja respecto de los criados en hogares heterosexuales.

Frank Pentangeli dijo...

En esta estoy con Iván.
No se me ocurre ningún argumento en contra de la adopción por parte de matrimonios gays. Por favor, Bernard, danos los tuyos.

Sam Rothstein dijo...

Si, yo también estoy con Frank e Ivan.

Ricky Martin es un buen padre che! En cambio miralo a Julio Iglesias, tan machito que es y el hijo es un boludo a cuerda.

Madoff dijo...

Una cosa son las preferencias, o el deber ser, y otra cosa es el campo de lo posible, o el ser.

Si la opción es adopción homosexual o adopción de solteros VS quedar en la calle estoy de acuerdo. Es decir, no queda otra.

Pero si existe la alternativa, prefiero que a un pibe lo eduque una pareja heterosexual que cualquiera de las otras opciones. Y sobran parejas heterosexuales que quieran adoptar.

Sam Rothstein dijo...

Bernard, el argumento de las preferencias estaria ok si fuera cuestión de preferencias individuales. Pero en tanto se transforma en parte de un debate sobre "preferencias sociales" (aprobamos una ley para la adopción de parejas homosexuales o no?), las preferencias tienen que justificarse. Me parece, al menos un poquito. Mas aun cuando la carga de la prueba debiera estar del lado que se opone a la adopción.

Sino podríamos empezar a restringir otras libertades civiles bajo la óptica de las preferencias (ie, no admitir gays en las fuerzas armadas porque preferiría que no haya gays en las fuerzas armadas, pero si nos debatimos entre no tener fuerzas armadas y que nos defiendan homosexuales prefiero que nos defiendan homosexuales...)

Frank Pentangeli dijo...

Es que Bernard ahí está el problema... Ex ante cómo demostras que es "preferible" que una pareja heterosexual adopte frente a una pareja homo? Te basás en una esperanza? Una estadística (que no creo que tengas)? Podés decir, como dicen muchos, que el niño se va a criar en un ámbito más normal, o más acorde a la naturaleza. Qué te da una garantía de eso? Donde está escrito o demostrado que una pareja heterosexual va a ser más normal que una homo? Uno lo puede sentir, lo puede pensar pero me parece que no lo puede demostrar.
Igual esto es pura opinología. Pero me reniego a pensar que un hijo de homosexuales va a tener problemas en el colegio, lo van a gastar, o va a ser necesariametne gay. Que se yo, a mi me parecen pensamientos trillados que por suerte ya no tienen tanto peso en la discusión.

Madoff dijo...

Me parece que la figuras del padre y de la madre son importantísimas e irremplazables. Pero bueno, siguen siendo mis preferencias en cuanto a lo que creo debe ser la educación prototípica.