lunes, 26 de abril de 2010

Maquinas

El comentario de Anibal Fernandez me trajo a la memoria este monólogo clásico de Tato:



Si la tuviesemos, hoy no se salvaría ninguno.