miércoles, 7 de abril de 2010

"Los argentinos hacemos lo mismo que los otros países, pero con mayor entusiasmo"

La frase corresponde a Guido Di Tella y la repite De Pablo cada dos por tres. Me parece una frase genial, muy precisa en relación a nuestra historia, económica y política. Las cosas se dieron así, no creo que haya razones exógenas para explicar porque los argentinos hacemos las cosas con tanto entusiasmo, tanto que a veces nos pasamos de rosca. Por ejemplo, nos gustó tanto la efectividad de la convertibilidad para frenar la inflación que atamos al Banco Central de manos y pies; ahora nos pasa exactamente lo contrario, nos enamoramos del impuesto inflacionario y también, nos pasamos de rosca. Quizás, algún día, y después de tantas experiencias malas, cambiemos y empecemos a hacer las cosas con un poco menos de pasión y con una buena dosis de escepticismo, lo cual permita suavizar un poco más el ciclo y darle una mayor continuidad a las políticas económicas. Pienso que el 2011 va a ser una gran oportunidad, no exenta de riesgos que impliquen seguir en la misma dinámica. Lo único que espero es que, para entonces, la macro internacional siga siendo favorable para nosotros.

1 comentario:

elgrancayman dijo...

Pasion...
Es bilardismo mas que pasion.
El resultado sirve? Dale para adelante, despues vemos. Y el que viene atras? Que se joda! que limpie el, que barra, me importa tres carajos.