jueves, 22 de octubre de 2009

Economía desde el corazón


Es el nombre de un interesante compilado de artículos de Paul A. Samuelson y el segundo libro de economía que leí en mi vida. Me imagino que no es casualidad que Samuelson sea, además, el economista favorito del autor del primer libro de economía que leí en mi vida. Me refiero a Apuntes a mitad de camino (economía sin corbata), la autobiografía de la primera mitad de la vida de Juan Carlos de Pablo.
Algunos de los que leímos el libro, además de solucionar a tiempo un problema vocacional de consecuencias impredecibles, recordamos también que Juan Carlos nació en Liniers, donde cursó la primaria, que hizo la secundaria en el Comercial de Ramos, que se recibió de Licenciado en economía en la UCA y que cursó sus estudios de doctorado en Harvard. Sabemos que volvió a la Argentina antes de completar su tesis y que su abuela solía preguntarle por el estado de la tesis, que quedó -por esas cosas de la vida- pending en su honor, quizás para siempre. Lo cierto es que el plan de la tesis fue preparado y hasta Miguel Sidrausky lo leyó, mientras conversaba en hebreo con Don Patinkin, y se sabe de primera fuente que Sidrausky habría dicho: "si hiciera una tesis sobre inflación comenzaría exactamente como lo vas a hacer vos" (y creo que no me equivoco si digo que yo también hubiera comenzado igual, es decir... por la introducción). Juan Carlos es desde entonces en su curriculum el Licenciado de Pablo, PhD candidate de Harvard, con tesis "en curso".
Sin embargo, cualquiera que comparta un momento con él podrá comprobar que para gran cantidad de argentinos Juan Carlos ha sido, desde hace mucho tiempo, "el Doctor". Notable profesor de todos, desde hace décadas, en radio, televisión, congresos, seminarios y eventos, siempre frente a los más variados auditorios. Escritor prolífico, con decenas de libros, artículos en diarios, revistas y publicaciones, especializadas y de divulgación. Formador de economistas profesionales en clases únicas y memorables. Incansable economista a jornada completa -aunque diga que los fines de semana trabaja de abuelo-. Apasionado economista desde el corazón, del corazón caliente al servicio de la mente fría. Economista en serio pero no solemne, heterodoxo y ortodoxo al mismo tiempo, como solo pueden los buenos-buenos.
Juan Carlos puede decirle a los pibes que no es necesario poner cara de inteligente para decir algo inteligente y que: "si a mi edad me tengo que colgar de haber estudiado en Harvard para ser alguien en la vida, soy un pobre tipo". Autor de libros donde hay en cierta medida matemática, historia, ojos de estadista y buena filosofía. Lector como pocos, lejos del fetichismo intelectual, un tipo capaz de cortar un libro de 1000 páginas en cinco pedazos con un cuchillo para leerlo más cómodo en la playa. Amigo de economistas de la vieja escuela, generoso consejero de la nueva escuela. Maestro y alumno de todos (Leontief, Gerschenkron, Turnovsky, Musgrave, Hirschman), Juan Carlos tiene un don para hacer sencillo lo dificil y acercar la genialidad de un nobel a la-mesa-de-todos-los-argentinos (y eso sí que es ser populista). Juan Carlos es el tipo que le sacó la corbata a la economía argentina y fue galardonado desde hace mucho tiempo con el título de Doctor por la más exigente de todas las academias que puedan existir para un profesional de la economía, que no es ni más ni menos que la calle.
Toda esta introducción era para contarles que desde ayer y en un acto de soberana justicia popular, Juan Carlos de Pablo agregó un nuevo capítulo a su biografía y es ahora Doctor Honoris Causa por la Universidad del Cema. Los que pudimos concurrir al homenaje nos encontramos con un Juan Carlos emotivizado hasta las lágrimas al mencionar a sus hijas, a su mujer, y al recordar a sus padres y a su abuela (nos consta que en la Mercería don Paco están de fiesta por su hijo el doctor). Disfrutamos de toda su lucidez y de anécdotas impagables, y la pasamos bien, porque nos hizo reir, como siempre.
Quienes lo tuvimos de profesor le estaremos por siempre agradecidos y quienes no lo tuvieron, háganme caso y "se los digo en latín porque soy fino": no sean boludos, tenganló.

¡Ánimo!

19 comentarios:

Frank Pentangeli dijo...

Que buen post, Rodya! Se agradece!

Obviamente coincido en todo lo que decis.
Gran libro, Apuntes a mitad de camino. Lo lei gracias a vos y es sencillamente, genial. Mañana, si tengo tiempo, voy a ver si puedo transcribir el mejor capítulo de ese libro "¿Por qué soy liberal?".

El Gordo, Juanca o, simplemente, De Pablo es un gran y ferviente liberal. Pero un liberal, en serio. Y por eso, creo, que es tan respetado por muchos economistas heterodoxos (bien heterodoxos). Siempre aparece algun gil que nos quiere decir que es un neoliberal y todo ese chamuyo, pero los buenos economistas, de derecha o izquierda (whatever that means, lo respetan. Por algo es.

Una cosa mas. Me acuerdo que cuando eramos alumnos parecia un tipo malo, si le preguntabas una boludez te respondia que no respondía boludeces. Y aunque no fuera tan boludez, también. Como profesor, es firme. No te dejá pasar uno, lo cual lleva a muchos alumnos a odiarlo. Pero el siempre dice que entiende bien el rol alumno-profesor y que cuando los alumnos dejan de ser alumnos para convertirse en profesionales, el trato es distinto "Veni que tomamos una cerveza", te dice. Y es así. Todos lo que tuvimos la posibilidad de interactuar con él, pudimos corroborar que eso ERA ASÍ.

De vuelta, creo que el gordo se pondría muy contento si leyera este post!

Anónimo dijo...

Muy buen post. Totalmente de acuerdo.
Ahora: si De Pablo estuvo tantos años en san andrés, ó su alma mater la UCA, proque llegó a los sesenta y pico y la unica que lo otorgo es el cema? OK, creo que en san andres el doctorado en economia es reciente, pero no se si hace falta tenerlo para otorgar un Honoris Causa.

En fin, preguntas que me surgieron tb ayer cuando presencie el hecho. Abrazos! tito

Sanka Coffie dijo...

muy buen post. La verdad que me muero de ganas de tenerlo como profesor. Me pueden avisar cuando de una conferencia?? muchas gracias

Anónimo dijo...

Lo conocí cuando vino a la UNR (Rosario) invitado a dar una conferencia. Un profesor de la casa le quizo hacer una pregunta con una intro. y el lo cortó tajantemente diciendo que sólo le podian hacer preguntas, que no le interesaba la opinion de otros economistas a los que este profesor intentaba citar en dicha intro. Lo terminó dejando muy mal parado, con un aire de soberbia insoportable. No sé si será porque era la universidad pública o que. A juzgar por esa experiencia, De Pablo es un mal educado. En cuanto a lo de Harvard...tener la tesis no lo hace más capo. El tipo sabe muchísimo. Pero si no tiene la tesis y se hace poner Phd candidate, está claro que si le importa el reconocimiento.

Saludos,

Patricio

Sam Rothstein dijo...

Solo por curiosidad... te acordas de la pregunta?

Frank Pentangeli dijo...

Gracias a Patricio, me acuerdo de una que usaba siempre De Pablo cuando los alumnos hacian preguntas boludas:

"Estoy a un paso de ganar el Premio Nobel, no respondo boludeces"

Y cuando un alumno empezaba una respuesta con "Supuestamente...".
De Pablo decía "Boludamente"

Eso no lo hace un maleducado. Con los alumnos cumple bien su objetivo que es hacerlos pensar!

Respecto a lo del profesor. No me extraña tampoco, a mi también me exasperan las personas que para hacer una pregunta necesitan un ABSTRACT. De todas maneras, se le puede haber salido a la cadena, a quien no?

William Miller dijo...

Genial post Rodya, buenas anécdotas Frank!

Me acordé de la que siempre le decía a KD, de los más inteligentes de la clase, cuando empezaba a armar una oración: "No pibe, eso no, concreto, cortito".

De Pablo, así en las clases como en los seminarios, fue siempre muy concreto, muy bueno para comunicarse, bien top-down, sin empezar una bottom-upeada que duerme a todo el mundo sólo para darle categoría a la pregunta. Concretito, qué querés preguntar?

William Miller dijo...

Es decir, creo que es común al alumno empezar armando la hipótesis bottom-up para sostener el argumento, más aún en una clase de economía. A todos nos caía De Pablo con eso, el "No, eso no, concreto!", me acuerdo de KD porque él participaba más jeje

Frank Pentangeli dijo...

Yo me acuerdo de esa, William. El bueno de KD quería lucirse porque sabia algo de los mercados bursatiles que el resto de los alumnos no sabíamos. Y De Pablo, a los alumnos que quieren lucirse con conocimiento previo a la materia, los hunde de una!
Igual groso KD, fue el mejor en ese curso!

Bernard L. Madoff dijo...

Muy buen post Rodya, hay que hacerselo llegar a de Pablo que seguro que sin saber quién sos te saca la ficha igual.

Frank Pentangeli dijo...

Ya le mande el mail!

Musgrave dijo...

Muy lindo el post.
Yo no tuve la suerte de ser su alumno formal. Pero durante mucho tiempo no me perdía su programa de cable.
Ahora cuando lo engancho en el zapping me clavo.
Suelo recomendarles a mis alumnos que si quieren ser buenos economistas, JCdP es un muy buen modelo a imitar.

Ben Linus dijo...

Yo lo ví en dos charlas:

La primera fue en la facu en mardel, no éramos ni 50 personas. Dijo mil malas palabras y respondió a todos y todo. Fue genial. Sabiéndose estar en una charla que no trascendería de ahí y con gente realmenente interesada (y sin ninguno de esos mogólicos que quieren lucirse con discursos disfrazados de preguntas que creen decir verdades espectulares por no reconocer el ser sólo fracasados marginales) fue completamente sincero.

La segunda vez fue con 300 personas en un cine de Mardel y fue algo hipócrita y showman... Pero al menos recuerdo cuando aparecio un retrasado mental intentando hacer un discursito berreta exigió firme: "quítenle em micrófono".

Simplemente hermoso.

unclericky dijo...

Fue profesor mio en la UBA en ¡¡1983!! Excelente

Miguel Olivera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miguel Olivera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miguel Olivera dijo...

Su análisis sobre el plan de estabilización de Krieger (librito verde de Amorrortu) es espectacular.

Gran divulgador. Divertido hasta la médula. Tiene sus gaffes pero ¿quién no?

Y si, de acuerdo, un grande.

Victor dijo...

Gran post, che. Yo lo adoro a de Pablo, es un tipo brillante.

Anónimo dijo...

Che, en serio... el que habla tan bien de la gestión menemista de Cavallo (y que la de De La Rua le salió mal porque "tenía un mal equipo")? Que se vanagloria que desde Krieger Vasena todos los ministros lo van a ver (excepto los k, obvio)? Así estamos? Estamos hablando del mismo?

-Osvaldo