sábado, 8 de mayo de 2010

Si yo fuera kirchnerista...

Desearía que Alemania defendiera el Euro a rajatabla...
Desearía que Grecia hiciera el ajuste necesario pero que no abandonara el Euro ni defaulteara su deuda...
Desearía que esta vez los PIGS no tengan que aprender la lección como nosotros...
No hubiera festejado el derrumbamiento de la bolsa en 2008 ni proclamado/deseado el fin del capitalismo...
ya que si no lo hiciera, sería un kirchnerista inconsistente. Cuánto mayor sea la volatilidad en el mundo, cuánto más ruido haya, más altas van a ser las tasas, y no justamente por una recuperación de la economía, a su vez se debilitarían mucho las monedas emergentes como el Real. Un kirchnerista nato podría desear eso? Creo que no. Por ende, les sugiero a todos los entusiastas de Kirchner 2011 que prendan una vela por Grecia, por el monetarismo más ortodoxo y por la Madre Alemania. Si Néstor aspira a llegar con músculos a 2011, necesita de un contexto económico favorable, de un mundo agradable como el que tuvo entre 2003 y 2007.

2 comentarios:

Cole Trickle dijo...

Ah, el mundo tuvo que ver en 2003-2007? Yo pensé que se lo debíamos todo a las bondades del "modelo", je.

Daniel Rico dijo...

¿desde cuando Kirchner es un revolucionario antisistema?

El Kirchnerismo es eminentemente conservador, su triple superavit lo demuestra; lo que pasa que despues de tanta chantada liberal, Kirchner parese un tipo de izquierda.

Muy interesante el sitio, saludos!