lunes, 21 de marzo de 2011

Nestorchantas



Desde la muerte del estadista (etiqueta del compañero TodosGronchos), se opera con admirable tezón para reconstruir la imagen del Nestornauta, una batidora entre Perón, Jesucristo y tu Power Ranger favorito luchando contra los malos. "Pasamos de Herminio Iglesias a Winston Churchill en 10 minutos", dijo el inefable Lanata.

"La historia la ganan los que escriben", como se oye en el campo nac&pop. Y es cierto. Tengo amigos con estudios y cabeza que aseguran que Kirchner pasó toda su vida luchando contra la dictadura y el menemismo.

En ArtePolítica se hablaba de su legado de amor. ¡Amor! Los leales ideológicos al gobierno, es decir, aquellos que no lo eran por chequera o pistola, lo querían justamente por lo contrario. Escrachar opositores y apretar empresarios. Invitar a Bush para ridiculizarlo e insultar al FMI. Eran esas y no su "legado de amor" las cualidades que aplaudía su electorado.

La más sorprendente es "puso a la política por encima de la economía". De manera notable, esta no la repite solamente el núcleo K sino todo el arco político: desde radicales a peronistas, de izquierda a derecha. Parecería una defensa gremial del aparato político. Kirchner le devolvió la identidad a los políticos, maltratados durante años por los dictámenes del FMI. ¡Kirchner venció a la restricción presupuestaria! ¿Es posible?

Es cierto que un político hábil tiene mayor margen de maniobra que uno que no lo es. Y Kirchner lo era, hay que decirlo. Pero no es menos cierto que en todas partes del mundo la habilidad política está delimitada por la coyuntura económica. Preguntenle a Obama cómo le fue en las últimas elecciones, ¿"volvé Bush te perdonamos"?

Como dije, Kirchner fue un político muy hábil. Asumiendo con 20% de los votos, hizo suyas banderas que en su pasado había rechazado y se ganó el favor del electorado, se peleó con su padre político y logró vencerlo. Acumuló mucho poder político y económico y se sacó de encima al FMI. ¡Barrilete cósmico!

Pero a esta historia le falta una parte.


Se mire la serie que se mire (elegí términos de intercambio solamente pero elijan la serie que más les guste), la primera década del milenio fue una de las mejores que nos hayan tocado en la historia. Para la Argentina y las economías emergentes en general. A nuestros vecinos les fue mejor todavía, pero esa es otra historia. Es decir, Kirchner se sacó de encima al FMI, pero sólo porque pudo hacerlo. ¿O a De la Rúa le gustaban las políticas de ajuste? Qué bobo De La Rúa, ¿no?

En su primer presidencia (sí, hasta 2007) pudo apretar con éxito a medios y empresarios porque la economía caminaba. También hay que decirlo: lamentablemente al argentino medio le importan muy poco las instituciones y la moral republicana cuando se puede rajar en el veranito a la costa sin problemas. Tampoco perdió mucho cuando se desentendió del problema de la inseguridad y la inflación, si bien ambos temas estuvieron en el tope de las encuestas durante mucho tiempo (el primero más que el segundo). Sí, le llegaron las facturas todas juntas con el frenazo de 2009 y la estanflación, crisis internacional y sequía mediante. Pero esto pone todavía más en evidencia la importancia de la restricción presupuestaria, concepto tan caro a nosotros los economistas.

A mí entender, Kirchner no fue más que la certeza estadística de que sí la economía crece, los votos llegan solitos.


- Interesante lo del '95. Tome nota Cristina: bajar la inflación garpa.

Creo que en lugar de "puso la política por encima de la economía", lo que demuestra la carrera del estadista es todo lo contrario. La política sigue siendo esclava del ciclo económico. Buena noticia: es posible pasar de Herminio Iglesias a Winston Churchill. Mala noticia: siempre y cuando te toquen buenos precios de exportación y boom internacional. De millonario hotelero amigo de Menem a gran estadista defensor de los DDHH y de los más humildes. Pero si te toca bailar con la más fea sos De La Rúa.

Me pregunto si Duhalde también tendrá oportunidad de lavar sus pecados, volver a la presidencia, hacer la plancha con el viento de cola y pasar de ser el menemista mafioso del conurbano a "el hombre que le devolvió la dignidad al país". O Moyano. Caer de paracaidista en el gobierno, bajar un poquito la inflación, mantener la corrupción en niveles Menem-kirchneristas, crecer y gastar de la mano de China y convertirse en héroe nacional. Probablemente ninguno de ellos lleguen a tener tamaña oportunidad en sus manos, pero vale preguntarse ¿cuántos políticos argentinos pueden redimirse en las aguas de un mismo ciclo económico?


23 comentarios:

guido dijo...

O sea que ganamos en octubre. Joya.
saludos!

(La política por encima de la economía no implica saltarse la restricción presupuestaria, eso es ridiculizar un argumento. Se trata de establecer prioridades de acuerdo a una agenda que tenga en cuenta las restricciones políticas, que también existen, y que también se llevan gobiernos puestos. Muchos más).

Disidente dijo...

Lindo post.

Bernard L. Madoff dijo...

Guido, Kirchner pudo hacer ambas. Pagarle al contado al FMI (sistema japonés: tiki-taka) y aumentar el gasto público 40% interanual. O sea sin trade-off en el corto plazo.

Yo espero que venga un gobierno nuevo, pero sin lugar a dudas que si la economía crece fuerte los va a favorecer. Es difícil distinguir correlación de causalidad, ni los mejores econometristas lo pueden hacer siempre bien.

Anónimo dijo...

Brillante.

Abrazo,
Carlito

Bernard L. Madoff dijo...

Escribí "tesón" con "z", me acabo de dar cuenta. Mis disculpas.

Coki dijo...

Fantástico el segundo cuadro.

Fijate que si le ponés un lag de un par de años (la gente tarda en sentir el impacto de lo que pasa) las series están mucho más correlacionadas y explica 2005.

Rodrigo dijo...

Madoff, brillante post.

Rodrigo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
economiaposible dijo...

Bernie, excelente nota. Es interesante notar que el kirchnerismo se podría haber perpetuado en el poder, y Néstor vivo todavía y camino a la presidencia otra vez, si en después de la reelección de 2007 se hubieran moderado un poco como prometieron en la campaña. Ahora abrieron una ventana de expectativa que un opositor los desbanque, y sea quien sea si tiene más de dos dedos de frente gobierna tranqui y como bien decís, se convierte "en héroe nacional". Abrazo,

martín

Bernard L. Madoff dijo...

Coincido Martín, si Cristina cumplía con lo de reforzar las instituciones, hacía una política de seguridad y una política antiinflacionaria se quedaba para siempre.

El kirchnerismo es un fenómeno muy raro. Es sorprendente la cantidad de poder que destruyeron en tan poco tiempo. Pero visto desde otro punto de vista, es curioso también que después de todos estos años haya gente convencida de que son el mejor gobierno que nos podemos dar. Y no te digo el chori y la coca, hablo de nuevo de gente con cabeza y estudios.

Hay mucho en juego, por el tema este del héroe nacional. El gobierno que asuma después de octubre, sea quien sea, tiene un panorama muy promisorio si hacen bien dos o tres cositas que por ceguera o ideología este gobierno prefirió ignorar.

A mí me resultaría muy cómico que ganara un tipo como Alfonsín, hiciera la plancha, creciéramos 5% todos los años sin inflación, lo reelegimos y pasa a la historia, por encima de Menem, Kirchner y su propio viejo.

Matías dijo...

Interesante revelación: en QLP creen en la curva de filipi.

Bien por Carlo en el 95.

Anónimo dijo...

mira vos, me gustaria llevar la estadistica esa al 60 en adelante, digo, para ver si las correlaciones que teorizas se cumplen en otro estadio

Recuerdo epocas economicas pauperrimas y elecciones ganadas, por ejemplo el plan austral, pero, no he de decir nada, solo me gustaria ver si es correcto, que se yo.

ayj

Ya que estamos correlacionando, digo, con la curva alcanzaria, o, los limites son arbitrarios, y si lo son, hay alguna razon tecnica?

Bernard L. Madoff dijo...

No lo llevé más para atrás por las interrupciones democráticas, pero habría que verlo.

Obviamente los votos dependen de muchos otros factores, muchos de los cuales pueden ser influenciados por el gobierno de turno. Si diera todo igual para qué estamos hablando entonces, ¿no?

Mencionaste el Plan Austral, otro ejemplo más reciente es Menem en el Tequila, se ve clarito en el gráfico, y en sentido opuesto Néstor 2009. Sequía y crisis, seguro, pero también muchas macanas propias.

Creo sin embargo que la ley de hierro es válida no sólo para períodos más largos sino para distintos países. Y es por la simple razón de que como dije ahí arriba, si ni siquiera los mejores econometristas pueden distinguir correlación de causalidad, no esperemos que la gente común también lo pueda hacer.

Yo recuerdo que antes de estudiar economía tenía esa idea. Había una botonera y si el gobierno pulsaba los botones indicados el país crecía. Entonces eran unos genios. Y cuando el país no crecía eran unos inútiles.

Ojo, no digo que no haya una manera de hacer las cosas bien. Todo lo contrario, este gobierno hace muchas cosas mal. Pero para el ciudadano medio es muy difícil distinguir.

Bernard L. Madoff dijo...

O no le interesa, lo cual es triste pero más probable.

Anónimo dijo...

Generalmente el precio de hacernos los distraidos lo pagamos cada 10 años mas o menos y este caso no parece distinto, quizas por el viento de cola la fiesta dure un poco mas, nada mas, es muy triste. Saludos

Anónimo dijo...

AYJ, no entendí lo del Plan Austral. La economía con el plan recupera rápido y la UCR gana las elecciones en Noviembre del 85.

MATIAS, ¿a qué te referís con "creer" en la curva de philips?

Aún haciendo un esfuerzo por entender qué querés decir con eso de creer en la curva de philips, me cuesta identificar alguna frase u oración, imagino que de madoff, que sugiera eso y, mucho menos, que que lo que piense madoff se extrapole a Sam y a mí que somos los agentes que más "representamos" al ente que vos llamás qlp.

Ahora bien, lo que yo entiendo por curva de philips es una relación inversa estable entre inflación y desempleo. Claramente, si uno observara con detalle la conducta de este gobierno frente al problema de la inflación y la postura de este blog respecto a la conducta del gobierno respecto a este problema, creo que uno podría inferir que es el gobierno el creyente y los autores de este blog, los escépticos de dicha curva.


Me salió un poco nataluccilesco el comentario pero espero que se entienda.

frankie pentangeli

Peter de A. dijo...

Muy bueno el post.

Pero el 95 refuta una parte. Claro, entonces apelas a la hipótesis del prestigio de la convertibilidad. Pero eso es tan infundado como los argumetnos que criticas que pretenden a la política por encima de la economía.

Pero ¿vos pensán que De la Rúa hubiera querido "sacarse de encima al FMI? ¿O Cavallo -que fue llamado por él? Es decir, te vas de un extremo al otro. En la política se pueden tomar -o no- decisiones independientes respecto de "la economía". Un ejemplo muy simple.

La mayoría de los economistas critican la política económica del gobierno (tengan razón o no, en este blog figuran algunos ejemplo de ello). Muchos lo vienen haciendo desde el principio (véase el diario La Nación, no Clarín). Critican las medidas puntuales, y dijeron y dicen que deberían tomarse otras. Yo no sé si son acertadas o erradas -como suelen decir los economistas en la tele)- pero no son las que dicen lo economistas. Entonces, si tu post es cierto (y en gan parte creo que lo es) es evidente que cuando hablaron con tanto dramatismo de las políticas en materia económica desde el 2003 hasta acá parece que perdieron de vista lo esencial (o sea: eso que mencionás acá), y de hecho solían pronosticar otra cosa.

Tal vez -ignoro, agradecería esclarezcan este punto- habría que diferenciar entre la economía positiva (o sea, que sólo tenga en cuenta cuestione sde hecho concretas y eso que te rreferís con 'que la economía camine') y la economía moral que dice e ldeber ser de las políticas económicas del gobierno para ver en él ya sea la causa de todos los males como de todos lo bienes (cosa que suele suceder, pero que tu post muy bien muestra que son meras supersticiones).

Saludos

Bernard L. Madoff dijo...

Peter, hacés el mismo punto que ayj y ambos tienen razón. La ley de hierro es un patrón muy fuerte pero admite excepciones. Con suficiente determinación un gobierno puede cambiar su destino de tanto en tanto y sobran casos para ejemplificar.
Pero la tendencia general prevalece. Es muy difícil ganar una elección cuando la economía viene mal y es muy difícil perderla después de años de crecimiento. El 95 es, si querés, la excepción que confirma la regla, y para mí ilustra muy bien que a los argentinos sí les importa la inflación y la estabilidad. No es lo único importante, obvio, pero el que ideologiza este reclamo no es que no entiende de economía, no entiende de política porque hay mucho por ganar en ese frente.
Lo del 2009 es para mí una derrota colosal. Crisis y sequía, sí, pero después de haber surfeado el mayor boom internacional del que se tenga memoria, es muy difícil perder una elección contra una oposición diezmada.
Con lo de economía positiva y moral a mi entender estás confundendo correlación y causalidad. Ahí hay un debate, es cierto. El oficialismo dice que el país creció porque tuvieron un modelo productivo. Qué casualidad, todos nuestros vecinos pueden jactarse de lo mismo, ¡inclusive les fue mejor! Yo creo que si tras estos años de boom internacional hay que andar ocultando pobres es porque estamos mal, algo hicimos mal y perdimos el tiempo. Ya lo dije muchas veces en este blog, el país creció a pesar y no gracias a los Kirchner, esa es la gran bendición y la gran tragedia de la última década.

Peter de A. dijo...

Yo, que no soy economista, no podría decir si el crecimiento económico es a causa de la política económica de este gobierno y el precente, o no lo es. Sin embargo, creo que se trata de, como suele decirse, un falso problema. Es como si se pusiera a nevar y nos pusieramos a discutir si se trata de un mensaje que nos quieren enviar nuestros antepasados. O sea, superstición pura. Y la superstición satura nuestra cultura; factor que maneja muy bien el kirchnerismo, es muy cierto, pero también los demás.

Vos ahora decís que el crecmiento se dió a pesar del gobierno. Seguramente te acordarás de que hace poco la economía no andaba muy bien, y el kirchnerismo solía alegar -con razón o sin ella- que se trataba de una influencia externa -y ahora se jacta de haber actuado bien, vos sabrás si es así o no-. Pero muchas veces que yo conversaba con mis amigos me decían que era todo consecuencia de la política económica, consecuentemente con sus lecturas. Y cuando nos remontábamos hacia atrás solían decir que si a De la Rúa no le fue tan bien era por motivos exógenos: no tanto factores económicos externos (que los suelen alegar) como factores no económicos internos (la famosa política). Ahora bien, a mí me genera una sospecha escuchar que cuando algo anda bien en un gobierno con el cual no simpatizo, es a pesar de él, lo mismo que cuando algo no marcha en el que sí. Y cuando algo anda mal en aquel no hay ninguna duda: es consecuencia inexorable de todo lo que venían criticando, y otro tanto, de manera inversa, en el otro. A este sesgo que introduce la ideología, cuando se sentra exclusivamente en argumentos economicistas, lo llamaría una de las ramas de la economía moral.

Madoff dijo...

La discusion da para otro post pero estoy de acuerdo. Como dije, es correlacion y causalidad y hay que estar atento para separar los tantos. Si lees las entradas de este blog, vas a ver que siempre se intenta argumentar desde la razon y los datos. Muchas veces nuestras razones no coinciden ni entre nosotros, que se le va a hacer.
Pero hay algunas cosas que estan claras y no hay que dejar de nombrarlas. Despues de la mejor decada en nuestra memoria hay que esconder pobres.

Rodya Raskolnikov dijo...

Muy bueno Bern.

La verdad que el timing del ciclo es todo lo interesante y lo que vale la pena esforzarse en pensar (cuando más durará? cuanto más se podría hacer para aprovecharlo?).

La verdad que el kirchnerisimo ya perdió todo aspecto interesante (como fenómeno social, político o económico). El kircherismo son 3 curros grandes, 10 mil curros chiquitos y varios fanáticos ruidosos más preocupados en mostrar compromiso con la realidad que en prestarle alguna atención. Esperemos que termine pronto.

Bernard L. Madoff dijo...

Mi miedo y mi esperanza es que el ciclo de para largo. Digo mi miedo porque muchos economistas están hoy hablando del dutch disease. O sea, esto es un veranito y hay que hacer la vista gorda. ¿Y si el veranito dura 50 años? ¿Vamos a dejar pasar el tren? Para mí no es un veranito, el mundo hoy en día es pobre y hay mucho camino por andar. La carga de la prueba debería estar en demostrar que no lo es, error tipo I-tipo II como decía de Pablo.

Unfor dijo...

Definitiva hay una falta de comprensión del fenómeno kirchnerista asombrosa.
Es como la psicología tradicional que hace más de 100 años viene dando explicaciones y nunca cura a nadie.
Y lo que es peor, se la ha oficializado en la escuela pública.
Un mero marco teórico. Y aquí voy;
Esto, perdón, es argumentación especulativa pura.
Me paro en un ángulo -cualquiera- y la desarrollo, pero, mientras tanto, me pasa la realidad por encima.